Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

Reitera Cuba su preocupación por la Ley de Ajuste Cubano

por María Josefina Arce

En reiteradas ocasiones Cuba ha manifestado su rechazo a la Ley de Ajuste cubano, vigente desde 1966 e implementada con el deliberado propósito de incentivar las salidas ilegales de ciudadanos del archipiélago hacia Estados Unidos.

Por tanto, en el encuentro sobre el tema migratorio que mantuvieron este miércoles en la capital cubana representantes de ambas naciones, La Habana volvió a expresar su objeción a esta legislación que contradice el espíritu de los acuerdos en esa área suscritos en 1994.

Aunque en la cita primó el compromiso expresado en los acuerdos migratorios, de asegurar una emigración legal, segura y ordenada, aún persisten desacuerdos en algunos temas.

Ese es el caso de la Ley de Ajuste cubano y la política de pies secos-pies mojados las cuales, subrayó la representación norteamericana al encuentro, su gobierno está totalmente comprometido a mantener.

Josefina Vidal Ferreiro, directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, quien presidió la delegación cubana, subrayó que existen razones para afirmar categóricamente que esa ley y esa política constituyen el principal incentivo para la emigración ilegal y el tráfico de personas.

Alientan además, precisó, el fraude de documentos para entrar ilegalmente a Estados Unidos y las entradas irregulares a ese país desde terceros, por cubanos que viajan legalmente al exterior.

Única de este tipo en el mundo, este ley ofrece a los cubanos que llegan a los Estados Unidos por vías ilegales privilegios que no reciben ciudadanos de ninguna otra nacionalidad ni país.

La realidad es que a lo largo de más de cuatro décadas la aplicación de esa legislación ha puesto en peligro la vida de seres humanos que son incitados a abandonar el territorio cubano de manera ilícita, inclusive acompañados por niños.

Lo cierto es que la Ley de Ajuste cubano nació en un momento de gran hostilidad de Estados Unidos, ante el triunfo revolucionario de enero de 1959.

A partir de ese momento Washington aplicaría una política migratoria diferente para la Mayor de las Antillas, dirigida en primer momento, a ofrecer protección y asilo a los asesinos y esbirros de la dictadura de Fulgencio Batista, y posteriormente a estimular la emigración ilegal de ciudadanos cubanos, dando prioridad a los profesionales y personal calificado.

Pero es hora de un cambio, dado el anuncio que en diciembre pasado hicieran los presidentes de las dos naciones sobre una futura normalización de las relaciones bilaterales.

Además como reconocen las autoridades cubanas ha habido un incremento en la cooperación y comunicación entre las agencias de los dos países para enfrentar la emigración ilegal, el lucrativo negocio del contrabando de personas y el fraude migratorio.

Por tanto, como afirmara Cuba, está en manos del gobierno de Estados Unidos y el poder ejecutivo modificar esa política, que junto al inhumano y unilateral bloqueo económico, comercial y financiera son un escollo para una verdadera normalización de las relaciones entre las dos naciones.

 

 

Editado por Maria Calvo
Comentarios
Deja un comentario
  • Cantautor Silvio Rodríguez inaugura Premio Literario Casa de las Américas 2018
  • Secretario General de la ONU culmina visita a Colombia
  • Nuevo desafío israelí a comunidad internacional
  • Cuba y Bolivia celebran 35 años de relaciones diplomáticas
  • Cuba continúa en elecciones
  • Cuba y Etiopía buscan consolidar aún más sus nexos bilaterales
Contador de Visitas

4215114

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 4318
  • Hoy: 3832
  • En Línea: 205
  • Total: 4215114